Violeta De Pablos-Florido 1
Paula María Córdoba-Peláez 2
Paula María Jiménez-Gutiérrez 1

1 Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada)
2 Facultad de Ciencias (Bioquímica), Universidad de Granada (UGR)


Introducción
La persistencia de secuelas tras la COVID-19 es muy habitual pasados catorce días de la infección aguda. Se ha propuesto el término Long-COVID para hacer referencia al conjunto de dolencias secundarias a la infección por el virus SARS-CoV-2 que continúan o aparecen tras la fase aguda. Una secuela de las descritas es el dolor persistente sin afectación orgánica demostrada. Esta revisión sistemática pretende identificar las secuelas dolorosas más notificadas y su incidencia.

Métodos
Se realizó una búsqueda de artículos que documentaran dolor como consecuencia de la COVID-19. Las bases de datos consultadas fueron PubMed/Medline, Scopus y Web of Science. Además, se seleccionaron artículos citados en las referencias de artículos relevantes. En función de criterios de inclusión y exclusión detallados, tres investigadoras independientes llevaron a cabo la selección. Todos los artículos publicados antes del 11 de marzo de 2021 fueron incluidos. Esta revisión sistemática siguió la guía PRISMA.

Resultados
Fueron identificadas un total de 588 publicaciones, de las cuales once cumplieron criterios de inclusión. La cefalea fue la secuela dolorosa más frecuentemente reportada, con una prevalencia de hasta el 44 % en algunas series de casos. Se ha notificado dolor articular (19 %-31 %) y dolor torácico post COVID-19 (6 %- 28 %). El dolor de garganta persistente se reportó en el 32 % de los pacientes, así como dolor generalizado, que se ha observado hasta un 59 % de los casos. La polineuropatía del paciente que requirió ingreso en UCI fue notificada adicionalmente. El SARS-CoV-2 ocasiona daños a nivel de la microcirculación capilar, generando hipoxia tisular e inflamación; con el consecuente aumento de las secuelas dolorosas de tipo vasculo-isquémico e inflamatorio.

Conclusiones
La COVID-19 produce secuelas dolorosas de diversa índole. Se requieren estudios posteriores para filiar las características de los distintos tipos de dolor. Esto permitirá un manejo sintomatológico adecuado y una optimización de los recursos disponibles para hacer frente a los retos que la actual pandemia supone para las distintas áreas asistenciales.

Palabras clave: COVID-19, SARS-CoV-2, Coronavirus, dolor, secuelas dolorosas, Long- COVID, post-COVID, COVID persistente.



Descargar “Dolor persistente como secuela de la COVID-19: una revisión sistemática” 3.2-ES.-Dolor-persistente-como-secuela-de-la-COVID-19-Vol3Num1Mayo2021.pdf – Descargado 8 veces – 665 KB